Mercedes-Benz

Introducción a los nuevos Clase S

28.10.2020

Clase S
El Clase S encarna la fascinación de la marca Mercedes-Benz. Sus atributos técnicos han definido tradicionalmente el segmento de lujo en la industria del automóvil. El nuevo Clase S invita a percibir esta fascinación con todos los sentidos —la vista, el tacto, el oído y el olfato— y encierra al mismo tiempo un largo elenco de innovaciones, estas innovaciones se centran siempre en el conductor y sus acompañantes, y contribuyen a configurar la próxima generación de movilidad individual y sostenible. El nuevo Clase S hace uso de técnicas de digitalización en un automóvil que reacciona con sensibilidad a las necesidades y las preferencias del conductor y los pasajeros.
El Clase S es conocido por marcar estilo dentro de su segmento. En combinación con sus diversas variantes, la berlina de lujo es el referente y el arquetipo en la industria del automóvil. La nueva generación asume este legado. La interacción de emoción e inteligencia es perceptible y despierta deseos de posesión, tanto para la marca como para el Clase S. Un vehículo sin parangón por sus
innovaciones, en combinación con la tecnología más moderna y artesanía tradicional.
El Clase S aúna las proporciones perfectas de una berlina clásica, con voladizo corto delante, batalla larga y un voladizo equilibrado detrás. Otros elementos son el capó largo, el frontal erguido con estrella en posición vertical, el habitáculo largo y un montante C fluido. La distancia entre el eje delantero y el parabrisas, denominada cota de prestigio, acredita su nivel de distinción. El amplio ancho de vía y las ruedas de diseño moderno enrasadas con el exterior refuerzan su porte musculoso. En los laterales se han reducido las líneas de carácter. Elementos cromados distribuidos con mesura y elegancia realzan la distinción del vehículo y subrayan su longitud. Todo esto en
combinación con AMG Line como equipamiento de serie para el mercado español.
El Clase S ha sido siempre un entorno especialmente agradable para viajar y trabajar relajado. Con la nueva generación, el habitáculo se convierte en un “third place”, un refugio para los desplazamientos entre el hogar y el puesto de trabajo. Se han mejorado casi todas las cotas de confort y la espaciosidad resulta especialmente generosa.
La configuración revolucionaria del interior armoniza el lujo digital con el analógico e integra elementos del interiorismo moderno con el diseño de yates. La escultura formada por el tablero de instrumentos, la consola central y los apoyabrazos parece suspendida sobre un paisaje de gran amplitud. La reducción de los elementos de mando subraya su apariencia minimalista. Un fino escalón entre la sección superior del tablero de instrumentos y la moldura estructura el volumen y subraya la anchura del habitáculo.